Fútbol Inglés (BRITCORNER)

Veinte años de un calvario

¿Se imaginan a un seleccionador que esté dispuesto a ponerse un micrófono en los banquillos? ¿Se imaginan a ese seleccionador discutiendo con un árbitro y que todo el país lo escuche? Estas y otras muchas preguntas tuvieron respuesta hace veinte años. El calvario más duro al que cualquier entrenador se ha sometido jamás en Inglaterra y quizás en el mundo. La prensa británica solía y suele llamar ‘The impossible job’ al trabajo de ser entrenador de la selección inglesa o al de ser Princesa de Gales en los tiempos de Diana. Para muchos, la presión sobre esos dos cargos es algo que jamás sus inquilinos han podido soportar.  Nos situamos en la fase de clasificación para el Mundial de Estados Unidos. Inglaterra se encuentra en pleno de período de transición tratando de asumir el fin de la buena etapa con Bobby Robson y el fracaso en la Eurocopa de Suecia 92.

Presión máxima

Graham Taylor, un entrenador criticado desde el inicio por no haber logrado grandes cosas para ser seleccionador, es el máximo responsable.  Es tal la presión que Taylor toma una decisión que le marcaría de por vida. Llega a un acuerdo con una productora para realizar un reportaje televisivo sobre su estancia en el banquillo inglés para demostrar a todo el mundo que su trabajo es distinto al de dirigir cualquier club.  El resultado es el peor posible para Taylor. El documental se termina llamando ‘The impossible job’ y  el seleccionador inglés trata de frenar su emisión viendo que el Mundial está cada vez más lejos. Inglaterra empata en casa ante Holanda, empata en Polonia, pierde en Noruega, no gana ningún amistoso de los tres de verano y cada vez está más lejos del Mundial.

Derrota tras derrota

La situación deportiva es la más dramática para Inglaterra desde 1978 cuando tampoco se acudió a la cita de Argentina. En el reportaje, de una hora de duración, se aprecia a un Taylor desquiciado. Se pacta una charla con Platt en la que ambos actúan de forma cómica, Taylor proporciona más insultos que órdenes desde el banquillo y pide a sus jugadores más violencia que fútbol en muchas ocasiones.  Además, varios jugadores confesaron poco después que desconocían la grabación de aquel reportaje. Antes de emitirse el documental, Inglaterra termina siendo eliminada después de perder ante Holanda en Rotterdam y ganar sin que sirviese para algo a San Marino.  La conversación de Taylor con uno de los asistentes en la banda es una mezcla de drama y comedia siempre recordado en el fútbol inglés.

‘El fin del mundo’

Taylor es despedido al no conseguir la clasificación y el documental se emite un año después. Su imagen ya estaba deteriorada y confiesa que pecó de arrogante al pensar que se iban a clasificar para el Mundial y que por eso no le importó la emisión del documental. Titulares como “El fin del mundo’ le dejaron tocado para siempre. Taylor jamás volvió a entrenar a un banquillo importante y el reportaje, de más de una hora, se emitió gracias a que ninguna cláusula fue puesta por el confiado seleccionador inglés. Su ayudante, Phil Neal, también quedó marcado siendo ambos señalados de por vida tras la imagen mostrada. A continuación, el documental íntegro…. Sobran las palabras.

 

Comentarios

1

Muy buen articulo Rodrigo. Yo en su día seguí esa fase de clasificación y me sorprendió que los pross quedaran fuera. Holanda tenia un buen equipo y Noruega, que ya había sorprendido a Italia en la clasificación para la Euro 92, dió el golpe, con aquellos Rekdal, Grodas o Fjortoft. Mal asunto para Graham Taylor, que como bien dices firmó su sentencia de muerte deportiva, tras aquello……me recordó después a Glenn Hoddle y aquellas declaraciones estupidas sobre las personas con movilidad reducida y la reencarnación….

En USA 94 se echó de menos a Inglaterra y a Francia…recuerdo los titulares de los periódicos británicos tras la no clasificación, con aquello de “este balón no es un pepino, imbeciles…..

Juan Manuel
12 de octubre de 2013 a las 1:44 pm

Deja un Comentario

" */ type="text/javascript"> -->
Pedro Puig, diseñador freelance