Fútbol Inglés (BRITCORNER)

André Villas-Boas

Las ‘vacas sagradas’ del Chelsea

El Chelsea se planta en una temporada en la que los miedos parecen cada vez más presentes. Miedo a perder terreno con el City y el United, miedo a que las estrellas del pasado sigan siendo del pasado y miedo a que Villas-Boas no pueda ejercer la necesaria transición. El técnico luso ha dispuesto una última alineación en la que figuraban Terry, Lampard, Mikel, Malouda en detrimento de Torres, Sturridge, Meireles o Romeu. Quizás sea la última vez que veamos algo parecido si el declive continúa.

¿Deben seguir Lampard y Terry?

La influencia de Terry o Lampard escenifica un urgente período de transición que tiene que palparse en los próximos partidos. Esperar a que los grandes de otro tiempo lo sean ahora no es más que un lastre basado en recuerdos y no en hechos. La clave va estar en.... si quieres leer mas

 

Villas-Boas, símbolo de la renovación

alt="" width="432" height="243">Carlos Cervera/twitter: @Carlos33Cervera) blog (http://www.laimpagablesonrisadelfutbol.com). Roman Abramovich lo tenía claro. Su niña bonita, el Chelsea, pedía a gritos un guía que les hiciera soñar. La entidad debía mirar al futuro y a la renovación, y el líder perfecto para el nuevo proyecto era Villas-Boas, previo pago de una claúsula reiterativa para cualquiera menos para éste magnate del petróleo. Un capricho tan caro como necesario. Déjà vu en toda regla. Despido de un reputado entrenador italiano -Ranieri y Ancelotti- y confianza en un técnico joven y de ideas definidas, héroe en su país y alabado en medio mundo.

Mentalidad

Un técnico elegido a corte y medida. Su estilo .... si quieres leer mas

 

Villas-Boas, la ambición portuguesa


Adrián Calviño// Twitter: @AdrianCalvinho.- Decadente pero encantadora, con sus empedradas callejuelas, sus gentes sencillas y sus bodegas al pie del río, Porto le pareció a Sir Bobby Robson el destino ideal para continuar su carrera en el fútbol portugués y abandonar Lisboa, donde su forma de entrenar al Sporting había llevado a los dirigentes de los dragoes a obsesionarse con su contratación para la campaña 1994/1995. Aunque el cáncer que se llevaría definitivamente al genial inglés en 2009 había empezado a importunarle en 1991, Robson estaba en uno de los mejores momentos de su carrera. Triunfó como pocos a orillas del Duero y sus dos títulos de liga consecutivos fueron el origen y quién sabe si una de las causas de la posterior hegemonía del Porto comandada por António Oliveira.

El británico se ganó así a pulso el cariño de los tripeiros,.... si quieres leer mas

 
Pedro Puig, diseñador freelance